Universidad Técnica Particular de Loja

José Peralta

1855-1937

Escritor liberal nacido en 1855 en el recinto Chaupi-Yunga (Cañar) José Peralta Serrano es hijo del sacerdote Dr. José Serrano y de Joaquina Peralta,

Realizó sus estudios en el colegio de los padres jesuitas de la ciudad de Cuenca, y luego pasó a la Universidad del Azuay donde obtuvo el título de Doctor en Jurisprudencia, a pesar de lo cual la Corte Superior de Justicia se negó a incorporarlo al Colegio de Abogados por considerarlo apóstata y tránsfuga de su ideología política[1]. Sin embargo, Peralta consiguió incorporarse de abogado en la ciudad de Loja.

Para propagar y defender sus ideas liberales fundó varios periódicos como El Escalpelo (1877), La Libertad (1888), La Verdad, La Razón y La Época (1889), La Tribuna y El Observador (1891), La Regeneración y El Atalaya (1895), El Revenque y Boletín Oficial (1896), El Independiente (1902) y El Popular (1912); y a través de ellos luchó por sus principios con valor, pureza y vehemencia. Esto ocasionó que fuera víctima de múltiples y violentos ataques por parte de sus detractores, entre ellos el más sonado fue el que llevó a cabo en su contra el Ilmo. Federico González Suárez, quien, inspirándose en las perniciosas doctrinas jesuitas de esa época, intentó desacreditarlo acusándolo inclusive de imitar y plagiar a Juan Montalvo[2].

Triunfante la Revolución Liberal que llevó al poder a don Eloy Alfaro, asistió como Senador y como Diputado a varias asambleas y congresos. A partir de 1906

ocupa las Carteras de Relaciones Exteriores, Justicia, Instrucción Pública y Hacienda. Designado Plenipotenciario para tratar con el Delegado Apostólico Monseñor Gasparri, obtiene la suscripción de varios acuerdos tendientes a lanzar el Estado y poner diques a la preponderancia política y social del clero. Diputado a la Convención de 1906, redacta el proyecto de Constitución que se expide en ese año, en la que se consagran reformas y libertades democráticas. Como miembro de la Comisión Codificadora revisa los Códigos vigentes y la Legislación Ecuatoriana se coloca entre las más avanzadas del Continente. En 1910 es designado Canciller, correspondiéndole en su talento y erudición defender el territorio ecuatoriano incansablemente, lo cual le mereció el respeto de sus opositores[3].

Docente y rector de la Universidad de Cuenca durante años, José Peralta murió en la ciudad de Quito el 27 de diciembre de 1937.

[1] Efrén Avilés Pino, “PERALTA, Dr. José” en Enciclopedia del Ecuador, en http://www.enciclopediadelecuador.com/temasOpt.php?Ind=1722&Let=

[2] Efrén Avilés Pino, “PERALTA, Dr. José” en Enciclopedia del Ecuador, en http://www.enciclopediadelecuador.com/temasOpt.php?Ind=1722&Let=

[3] http://www.explored.com.ec/ecuador/tradicio/homb40.htm