Universidad Técnica Particular de Loja

Fernando Balseca

1959

Fernando Balseca nació en 1959 en Guayaquil. Hijo de Luis Balseca Gallegos y de María Teresa Franco Pérez, estudió en el colegio salesiano Cristóbal Colón desde 1965. Una vez graduado, en 1977, emprendió una licenciatura en Literatura en la Universidad Católica Santiago de Guayaquil.

Sobre sus inicios literarios Fernando Balseca ha dicho:

A los quince años comencé a escribir y el 76 gané el Concurso de Cuentos del Festival de Mayo con un conjunto de relatos titulados Color de Hormiga. Durante la ceremonia de premiación, efectuada en el local del Núcleo del Guayas de la CCE, fui presentado a Jorge Velasco Makenzie, que nos llevó a Vallejo y a mí al grupo Sicoseo, en cuya revista publiqué mi poema “Tantas idas y venidas”, que fue bien recibido[1].

Si bien Balseca fue primero narrador decidió rápidamente dedicarse a la poesía:

En los últimos meses de estudios secundarios decidí cambiar del cuento a la poesía a causa de la lectura de la obra de Femando Nieto Cadena y como un medio para burlarme de las formas líricas sapienciales, y llegué a escribir numerosas composiciones que por ser parte de mi producción juvenil, no las he publicado. Por eso, cuando me gradué de Bachiller, ingresé a la Escuela de Literatura de la Universidad Católica de Guayaquil y en Octubre del 77, llevado por Fernando Artieda, entré de redactor a la revista Vistazo con S/. 2.500 mensuales. Ese fue un puesto vital. Mi primer trabajo consistió en un reportaje completo sobre la matanza de obreros y campesinos en el ingenio Aztra; pero terminé haciendo de todo, desde rescribir traducciones de artículos tomados de la prensa norteamericana, hasta entrevistas a personalidades como el recién electo Presidente Jaime Roldós Aguilera, pasando por otros personajes del bajo mundo, de la penitenciaría Modelo del Litoral, etc. También viajé por la costa y sierra, inclusive en vehículos y aeronaves tan sofisticados como los helicópteros.[2]

En Diciembre de 1979 renunció a este puesto para enseñar un año de Dirigencia de Cursos en el Colegio Nacional Juan Montalvo y otro de Idioma Nacional y Literatura en el Normal Rita Lecumberry, como parte de las prácticas docentes a que estaba obligado por la Universidad Católica Santiago de Guayaquil.

En 1983 fue designado Ayudante de Cátedra en la Universidad Católica de Guayaquil y participó en el Concurso Anual de Literatura organizado por la Universidad Católica de Quito con su poema  “Sol, abajo y frío”. Ese mismo año empezó a trabajar como Inspector en el Colegio Nacional Aguirre Abad. En 1984 se graduó de Licenciado en Lengua Española y Literatura con la tesis: “La Cultura Nacional-popular en la obra de Gallegos Lara”.

A partir de 1987 fue director del suplemento literario Matapalo (1987) que circuló con El telégrafo. Al año siguiente, viajó a EEUU para hacer una maestría en Artes Liberales en la Universidad de Emory (Georgia):

En 1988 viajó con su esposa a los Estados Unidos. Primero siguió un curso intensivo de inglés en la Universidad de Pittsburgh, Pensilvania. Luego realizó un postgrado de dos años de duración en el Instituto de Artes Liberales de la Universidad de Emory, en Atlanta, Georgia. Fue un tiempo muy provechoso, su esposa trabajaba en un estudio de Arquitectos en Atlanta, les nació su hijo. El 89 dio clases de español elemental en Emory y en Mayo del 90 logró la maestría en Artes con una tesis escrita en inglés y titulada “Of Languages Without voweis, rats in the living romos, and other hardships on the tropics: Cultural representations of eighteenth century travelers and cientists in Ecuador” (De lenguaje sin vocales. Ratas en las salas y otras penurias en los trópicos) en 97 págs figurando como directores de tesis los Dres. Walter Adamson y Ricardo Gutiérrez Monat[3].

Posteriormente, se doctoró en Literatura en la Universidad de Nueva York. Desde 1992 colabora en la Universidad Andina Simón Bolívar y es actualmente director académico del programa de doctorado en Literatura Latinoamericana.

Periodista, docente y poeta, Fernando Balseca ha incursionado últimamente en la crítica literaria con su ensayo Llenaba todo de poesía, Medardo Ángel Silva y la modernidad (2009).

[1] http://www.diccionariobiograficoecuador.com/tomos/tomo14/b1.htm

[2] http://www.diccionariobiograficoecuador.com/tomos/tomo14/b1.htm

[3] http://www.diccionariobiograficoecuador.com/tomos/tomo14/b1.htm