Universidad Técnica Particular de Loja

Demetrio Aguilera Malta

1909 - 1981

Fue un diplomático, cineasta, pintor, profesor y escritor ecuatoriano. Hijo legítimo de Demetrio Aguilera Sánchez, propietario de fábricas y fincas, y de Teresa Malta y Franco. Pasó una infancia campestre en la finca de la familia en una isla del Golfo de Guayaquil. Fue educado en casa por su madre y profesoras particulares. Realizó la educación secundaria en el colegio “Vicente Rocafuerte” donde se graduó de Bachiller en 1929, con un famoso profesor de literatura llamado José de la Cuadra. Empezó sus estudios universitarios en Jurisprudencia en Guayaquil; sin embargo, los abandonó en 1931. Luego continuaría sus estudios en literatura, como becado por el Ministerio de Educación del Ecuador, en Madrid, justo antes de que estallara la Guerra civil española (1936-1939).

Entre otros cargos, Demetrio Aguilera Malta desempeñó la Subsecretaría de Educación y fue Encargado de Negocios en la Embajada del Ecuador en Chile en 1947 bajo el Gobierno de Carlos Julio Arosemena Tola. Luego fue Agregado Cultural en Brasil en 1949 y Embajador del Ecuador en México desde agosto de 1979 hasta su muerte en 1982. Su labor docente se dividió entre las conferencias y los cursos en varias universidades latinoamericanas, de Estados Unidos (The Clermont University y The Irving University en Los Ángeles) y Canadá. Asimismo, fue corresponsal de guerra durante la Guerra Civil Española. Trabajó en los periódicos La Prensa y El Telégrafo de Guayaquil, en donde mantuvo muchos contactos con políticos socialistas. Trabajó también en los periódicos panameños El Diario de Panamá, El Gráfico y La Estrella de Panamá.

El conjunto de su producción literaria se sitúa en la línea de protesta social iniciada por Jorge Icaza. Su obra narrativa ofrece una mezcla de criollismo (La isla virgen, 1942) y de denuncia del colonialismo (Canal Zone. Los yanquis en Panamá, 1935). Con posterioridad, se orientó hacia la novela histórica (Un nuevo mar para el rey, 1964) y hacia el realismo maravilloso (Réquiem para el diablo, 1978). Destacó también como reportero (“¡Madrid! Reportaje novelado de una retaguardia heroica”, 1937) y como autor dramático; sus piezas para la escena quedaron recogidas en Teatro completo (1970). De su obra narrativa se merece destacar Don Goyo (1933), novela en la que relata la vida de un pueblo que vive en islas e islotes ubicadas en la desembocadura del Río Guayas, lideradas por Don Goyo; y Siete lunas y siete serpientes (1970), novela escrita al estilo del Realismo Mágico tan de moda en la época.

David Choin